• Posted

“El esfuerzo de agricultores y de la Junta hace que la superficie de cava aumente en 180 hectáreas en la región”

Valentín García, portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura, ha valorado de manera muy positiva que la mitad de la superficie de nuevas plantaciones de uva para cava que se han autorizado en España se localicen en la región. En concreto, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la resolución que concede 180 nuevas hectáreas de viñedos para cava en el término municipal de Almendralejo. Sobre ello, García ha asegurado que “el tesón de los agricultores de Tierra de Barros, de la Junta de Guillermo Fernández Vara y la ayuda del Gobierno de Pedro Sánchez hacen que hoy la ampliación sea de 180 hectáreas para Extremadura, frente a las 35 que solo concedió el Gobierno de Mariano Rajoy”.

En rueda de prensa previa a la sesión plenaria del próximo jueves, Valentín García ha explicado que “cuando los socialistas gobiernan en Extremadura y en España se es mucho más sensible al desarrollo de la región”. En ese sentido, ha puesto como ejemplos el impulso del proyecto de regadíos de Tierra de Barros o la ampliación, publicada hoy, de las hectáreas dedicadas al cava en Almendralejo.

Por otro lado, con respecto al pleno, el portavoz socialista ha apuntado que se tramitarán la aprobación de tres leyes que forman parte del paquete legislativo que anunció el Presidente de la Junta de Extremadura en el último Debate Sobre el Estado de la Región. En concreto, se trata de proyecto de ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Extremadura y el de Protección Civil y Gestión de Emergencia, ambas impulsadas por el Grupo Socialista. La otra, impulsada por el Gobierno regional, es la propuesta de Ley para una Administración más Ágil. Aunque el portavoz socialista ha manifestado que espera que se aprueben las tres leyes, ha reconocido que en el caso de la propuesta de ley ha apuntado que “esperamos un debate con la derecha porque está claro que al PP no le interesa eliminar la burocracia ni dar una respuesta más ágil a proyectos empresariales ni a los ciudadanos, de hecho, cuando gobernó Monago jamás puso en marcha medida alguna para agilizar la relación entre los ciudadanos y la administración”.