• Posted

“Es necesario que los derechos sociales formen parte de la Constitución de manera clara, potente y decidida”

El portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura, Valentín García, ha participado en el seminario internacional sobre La Reforma Social de la Constitución Española que organiza la Plataforma del Tercer Sector de Extremadura y el Instituto Iberoamericano de Investigación y Apoyo a la Discapacidad Intelectual. El diputado socialista ha hablado en la mesa redonda que lleva por título La reforma constitucional en la agenda política: El lugar de los derechos sociales. En ella, ha defendido una reforma de la Constitución para que “los derechos sociales formen parte de manera clara, potente y decidida de su parte dogmática”. Además, ha defendido que hay que modificar la Carta Magna para “garantizar una política fiscal justa, con una financiación adecuada y adaptándolo al Estado de las Autonomías.

El Monasterio de Yuste ha acogido hoy viernes las jornadas sobre La Reforma Social de la Constitución Española que han organizado la Plataforma del Tercer Sector de Extremadura y el Instituto Iberoamericano de Investigación y Apoyo a la Discapacidad Intelectual. En ella, se ha debatido sobre la necesidad de modificar la Carta Magna para, entre otras cosas, garantizar los derechos sociales, culturales y económicos de la ciudadanía y, en especial, de las personas y colectivos más vulnerables y en riesgo de exclusión social.

En la última mesa redonda, bajo el título La reforma constitucional en la agenda política: El lugar de los derechos sociales, el portavoz del Grupo Socialista, Valentín García, ha defendido que “es necesario constitucionalizar los derechos sociales de una forma clara, potente y decidida. Los derechos sociales deben estar en la ‘parte dura’ del texto más dogmática de la Constitución. Es necesaria su garantía con una política fiscal justa, con una financiación adecuada y adaptándolo al Estado de las Autonomías”. Según García, es necesaria la reforma de la Constitución, “aunque solo sea por cambiar el término disminuido hay que reformarla”.

En su intervención, ha explicado que “debemos ser capaces de entender que la Constitución necesita modificaciones tras 40 años”. En ese sentido, ha reflexionado sobre que debe ser “posible la reforma constitucional pero no un proceso constituyente. La Constitución nos ha dado paso al mejor periodo histórico de España, por eso reivindico nuestra Constitución, más en su 40 aniversario. Si los hijos de la Guerra Civil, ganadores y perdedores, pudieron ponerse de acuerdo para hacer una, los hijos de la libertad y la democracia del 78, tenemos más motivos para ponerse de acuerdo en la reforma constitucional”.

Tras definir las políticas socialistas como “más próximas al patriotismo de la igualdad y la solidaridad”, el portavoz del Grupo Socialista ha reconocido que hoy “la sociedad española está desorientada y una reforma constitucional serviría para encontrar un camino para orientarnos un poco mejor. Apelo a la voluntad política de los partidos para llevarla a cabo”.

Por último, ha destacado que “en la actualidad, los derechos de los consumidores son una cuestión fundamental para evitar brechas que no existían hace 40 años. Por ejemplo, no se puede permitir que un operador pueda determinar que hay brechas digitales entre unos terrenos y otros, entre unos ciudadanos y otros”.

Sobre Europa, García ha dicho que “hemos visto frustrada la Constitución Europea, si la hubiésemos tenido con una carta fundamental de derechos sociales se hubiese dado un paso importante contra algunos populismos que están apareciendo y contra algunos retrocesos que está sufriendo la Unión Europea. No deberíamos cejar en el empeño de que, más pronto que tarde, tengamos una Constitución Europea con esa carta de derechos sociales”.