• Posted

El pleno da luz verde a la tramitación de la Ley de Emergencia Social de la Vivienda

El pleno de la Asamblea de Extremadura ha dado luz verde a que continúe la tramitación, ahora en comisión, de la Ley de Emergencia Social de la Vivienda tras superar las tres enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición (PP, Podemos y Ciudadanos). En el debate parlamentario, los socialistas han defendido que la ley es equilibrada y que dotará a la Junta de Extremadura de herramientas reales para defender el derecho de los ciudadanos a acceder a una vivienda digna. La ley recoge el derecho de tanto y retracto por parte de la Administración regional.

El pleno de la Asamblea de Extremadura ha dado hoy luz verde a que continúe la tramitación de la Ley de Emergencia Social de la Vivienda después de superar en la sesión de hoy las tres enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Podemos y Ciudadanos, respectivamente. Ninguna de estas enmiendas a la totalidad ha recibido el apoyo mayoritario de la cámara y el texto continúa con su tramitación parlamentaria.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha explicado en el hemiciclo que la Ley es equilibrada, respeta el derecho de las personas, no distorsiona el mercado inmobiliario y, sobre todo, no va a generar más desigualdad social, “con el fin de que en Extremadura no haya gente sin casa y casas sin gente”.

Durante el largo debate que se ha desarrollado en la mañana de hoy, los socialistas han defendió que “ante un PP que se queda corte y un Podemos que se radicaliza, la ley del PSOE es equilibrada y servirá para proteger la función de la vivienda como un derecho fundamental de los extremeños”. En su intervención, el portavoz socialista, Valentín García, ha apuntado que la ley está llamada a “dotar a la Junta de herramientas con las que defender el derecho de los ciudadanos a acceder a una vivienda digna y ayudar realmente a los ciudadanos con dificultades económicas de poder pagar su vivienda”.

Además, García ha recordado que con las políticas socialistas del presidente Guillermo Fernández Vara han posibilitado que “el número de viviendas sociales se haya disparado en la región”. En ese sentido, ha apuntado que Cataluña, con más de 7 millones de habitantes tiene 5.000 viviendas sociales frente a las más de 15.000 que tiene Extremadura, pese a contar solo con poco más de un millón de habitantes.

Para el portavoz del Grupo Socialista, la futura ley va a permitir a la Junta poder ejercer el derecho de tanteo y retracto y que, una vez agotadas las vías que recoge la legislación nacional, “se pueda retirar el usufructo de la vivienda durante tres años con el fin de evitar que los bancos puedan especular con viviendas desahuciadas”.

García también ha comparado los tres tipos de políticas de vivienda que realizan los diferentes grupos políticos. Del PSOE asegura que se basa en la apuesta por “promover miles de viviendas sociales, de autopromoción o del Plan 60.000 y acabar con el chabolismos”, la del PP “que apuesta por viviendas libres y todo el suelo urbanizable”. Y luego, asegura el portavoz, “está la política de acompañamiento de Podemos, acompañar a las familias para que el alcalde socialista de turno o la Junta de Guillermo Fernández Vara acabe solucionando el problema…, algo que de verdad es ingenioso”.

Por otro lado, la portavoz de Vivienda del Grupo Socialista, Ana Belén Fernández, ha criticado que el PP presente una enmienda  a la totalidad de la ley. “se debe –ha dicho Fernández- básicamente a que el Grupo Popular no cree en el fondo de la ley, no cree en un texto que garantiza el derecho de los ciudadanos a tener una vivienda digna”.

La portavoz ha asegurado que “detrás del no del PP no hay una cuestión de inconstitucionalidad, hay una cuestión puramente ideológica, no hay más, sencillamente eso”. De hecho, Ana Belén Fernández ha recordado que cuando el PP gobernaba en la región impidió que esta misma ley llegara a la Asamblea “alegando cuestiones diversas, que como ahora no les valen, las olvidan y se centran solo en la causa de la falsa inconstitucionalidad”.

Fernández ha afirmado que la Ley de Emergencia Social de la Vivienda engloba una serie de medidas “que permitirán que la Junta de Extremadura lleve a cabo una verdadera política social de vivienda, donde por encima de cualquier otra cosa prime la función social de la misma y permitan al ciudadano el acceso a ella”. Para la portavoz de Vivienda, “verdaderamente, un gobierno sensible como el de Guillermo Fernández Vara no podía permanecer impasible ante la dura realidad que golpea a miles de familias privándolas de un  derecho básico como es el de la vivienda. Esta ley pretende, precisamente, garantizar realmente ese derecho”.

Declaraciones en el pleno de la portavoz de Vivienda, Ana Belén Fernández:

Declaraciones en el pleno del portavoz el Grupo Socialista, Valentín García: